Nuestras costas no necesitan más zonas de sacrificio

Por: Elizabeth Vergara Carrasco
Directora  Revista Letra C

“El crecimiento económico no puede ser a costa del patrimonio ambiental, ni causar riesgo a la salud de las personas. No estamos en contra del crecimiento económico, pero esto debe responder a los daños que puedan provocar”, declaro Marcelo Mena, Ministro de Mediombiente, luego que el Comité Especial de Ministros decidiera rechazar el proyecto minero-portuario Dominga.

Y es que la larga costa de nuestro país tiene un alto potencial de desarrollo económico que va más allá de procesos industriales que generan zonas de sacrificio. La decisión de hoy marca un precedente cuando el avance industrial se enfrenta a áreas ricas por su biodiversidad. 

Sin duda el trabajo de las ONG como Chao Pescado, Oceana Chile, Codeff Chile, Geenpeace Chile, entre otros, sumado a la férrea oposición de los habitantes y visitantes de la zona fue un aspecto determinante. Pues colocó en la retina de la opinión pública este enfrentamiento entre mineros y ecologistas.  Quienes apelan a la protección del hábitat de miles de especies marinas y el la flora que permite. 

Ahora lo importante es que, tanto el Estado como las comunidades, trabajen en por una zona de conservación efectiva. En La Higuerilla, actualmente  vive el 80% de la población mundial del pingüino de Humboldt, además de otras especies en peligro de extinción como el pato yunco, el chungungo y las ballenas azul.

En ese sentido, el desarrollo económico costero debe enfocarse en aumentar los polos turísticos y fomentar los que ya existen por medios del aparataje gubernamental del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo. Un Desarrollo donde la comunidad pueda ver beneficios económicos directos por medios del turismo sustentable. 

Los argumentos esgrimidos se basaron principalmente en la deficiente información, tanto en su línea base, como en las medidas de mitigación y reparación de los daños al entorno. Un entorno que maravilla a chilenos y extranjeros que año a año viajan a la zona para conocer la belleza de nuestros paisajes. 

Nuestro país no necesita mas Zonas de Sacrificio, el camino del desarrollo debe ir en otra dirección. 

0 comentarios: