Denuncian criterios políticos para designar integrantes del Comité de Manejo de la Jibia

Dirigente de los pescadores artesanales de la Región de Valparaíso señaló que ya presentaron quejas ante la Subsecretaría de Pesca, "parece que se nos estuviera castigando, ya que nos retiran a dos integrantes sin utilizar ningún criterio técnico".

Miguel Ángel Hernández, Presidente de la Federación Nuevo Amanecer.
"Aquí se están designando a los integrantes del Comité de Manejo de la Jibia con criterios políticos y no técnicos y esto es muy grave. No entendemos que medidas se están utilizando y cuál es la intención que hay detrás de todo esto. La Cuarta, Quinta y Octava región tienen niveles de desembarque que no se pueden comparar con otras zonas", señaló el dirigente de la pesca artesanal, Miguel Ángel Hernández, Presidente de la Federación Nuevo Amanecer.

La propuesta enviada por la Subsecretaría de Pesca comprende dos integrantes de la Región de Coquimbo, dos integrantes de la Región de Valparaíso, un integrante de la Región del Maule y dos integrantes de la Región del Bío Bío, alterando completamente la formación anterior de este organismo.
"Desde la región de Valparaíso reiteramos nuestro rechazo a la propuesta presentada por el Gobierno. Desconocemos los criterios utilizados para designar el número de integrantes por región. Los pescadores artesanales ya rechazaron esta propuesta y no se ha vuelto a discutir por falta de quórum en las últimas sesiones citadas", agrega el Presidente de la Federación de Pescadores Artesanales, Nuevo Amanecer.
Los Planes de Manejo trazan los lineamientos de
administración y especificación de las reglas sobre los recursos 


Para Miguel Ángel Hernández esta designación esta relacionada "con favores políticos y no tiene sustento técnico, como el número de embarcaciones, los pescadores involucrados, entre otros. Nos parece que otras regiones también deben tener participación, como la de Los Ríos. Estamos muy disconformes ya que estamos siendo castigados. A la región de Valparaíso le están sacando dos cupos y eso es injusto, por esta razón nosotros presentamos nuestras quejas al Subsecretario de Pesca y a Sernapesca, donde pedimos que se nos explique cuáles son los criterios técnicos utilizados para designar a los integrantes del Comité de Manejo de la Jibia y esperamos que sean escuchadas y contestadas".

También el Presidente de la Federación Nuevo Amanecer señaló que actualmente la Cuarta y Quinta Región tienen una baja captura de jibia debido a que el recurso se encuentra en su etapa juvenil, sin madurez sexual y con muy bajo peso. "Pero en la Octava Región se está utilizando el arrastre (que en agosto ya debería estar prohibido) y se están capturando miles de ejemplares de un kilo y medio a dos kilos, cuando la media son 12 kilos. Estamos en presencia de un acto de depredación que afectará gravemente el futuro de este recurso".

Los Jazzistas Trío&Sol se presentarán por partida doble en Viña del Mar

Este sábado, además del show doble en la ciudad jardín, estrenarán su participación en el programa “Análogo en Modo Jazz” de UCV3.


Por: Elizabeth Vergara Carrasco.

Trío&Sol, los jazzitas de la provincia de Quilllota, tendrán este sábado 19 de enero un día especial. A las 19:30 horas de la jornada sabatina se estrenará su participación en el programa “Análogo en Modo Jazz”. Una Producción de UCV3, IMUS PUCV y Studio Azul Multimedios y que visibiliza a músicos de la región de Valparaíso que están en el mundo del Jazz.
Trío&Sol en El Viaje Bar, Valparaíso. De izquierda a derecha: Jairo Rodríguez Ibarra, Nicolás Kodan,  Patricio León Massicot y la cantante Sol.

Luego, la agrupación, conformada por el pianista Jairo Rodríguez Ibarra, el contrabajista Patricio León Massicot, el baterista Nicolás Kodan y la cantante Sol -Solange Carrasco Martínez-; se presentarán, a las 20:30 horas en la Inauguración del recién estrenado Sociality Café & Restobar, ubicado en calle 14 norte esquina San Martín. 

Un espacio remodelado por el arquitecto Claudio Olivares Palominos, quien creó este emprendimiento con la idea de transformar sus paredes en una plataforma para que jóvenes talentos expongan sus obras. “Me interesa entregar un espacio para el arte y la música en vivo, para dar a conocer a talentos chilenos en múltiples disciplinas artísticas”, dice Olivares.

Club Jazz Travel, 6 Norte
entre calle San Martín y Av. Perú,
Tras su participación en la inauguración de Sociality, Trío&Sol se dirigirá al Club Jazz Travel, un espacio inaugurado en septiembre pasado y que se ha convertido en un punto de encuentro en torno al Jazz. Ubicado en un lugar privilegiado, 6 Norte entre calle San Martín y Av. Perú, Club Jazz Travel que cuenta con un hostal, cafetería y restaurante. Este último está acondicionado y cada noche se transforma en el escenario para los artistas que cultivan esta corriente musical. 

El sábado será el turno de Trío&Sol, que desde las 22:00 horas deleitaran la jornada con su interesante propuesta musical. “Vamos a hacer un tour por lo que consideramos bellas composiciones del repertorio standars del jazz”, comenta el pianista Jairo Rodríguez Ibarra. 
Pianista Jairo Rodríguez Ibarra, fotografía 


Sábado 19 de enero de 2019


19:30 horas, programa “Análogo en Modo Jazz” de UCV3 (video promocional).

20:30 horas, Inauguración Sociality Café & Restobar, calle 14 norte esquina San Martín. 

22:00 horas, Concierto Club Jazz Travel, 6 Norte entre calle San Martín y Av. Perú.




Ministerio ingresa a la Contraloría el Plan de Descontaminación para Concón, Quintero y Puchuncaví

La iniciativa contempla el control y la reducción de emisiones a las empresas de la zona, con una fiscalización permanente de la Superintendencia del Medio Ambiente, el rediseño de la red de monitoreo y gestión de episodios críticos durante todo el año, entre otras medidas.  
Fotografía: Hugo Poblete, archivo Salvemos Quintero.

Junto al Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PPDA), también se ingresó la Norma Primaria de Calidad para el dióxido de azufre, que incorpora por primera vez un límite de 1 hora, que permite enfrentar los peaks de este contaminante que afecta a la población. La última modificación a esta norma fue en 2017, durante el segundo gobierno de Michelle Bachelet ,  y estuvo rodeada de polémicas por acusaciones que acusaban cambios unilaterales en la propuesta hecha por Salud flexibilizando y rebajando los estándares.


El PPDA contempla el congelamiento inmediato de las emisiones y la reducción de material particulado (MP), dióxido de azufre (SO2) y óxidos de nitrógeno (NOx) en un plazo de tres años para las empresas Codelco Ventanas, AES Gener y Enap, responsables del 75% de las emisiones de MP, del 99% del SO2 y del 81% de las emisiones de NOx.

La iniciativa también establece el control de emisión de compuestos orgánicos volátiles (COV), que actualmente no cuentan con una regulación, y que aplica a las empresas Copec, GNL Quintero, Oxiquim, Gasmar, ENEX, Enap Aconcagua, Enap Quintero, Abastible, Lipigas y Basf.

Otra de las medidas incorporadas y que fue muy destacada en la participación ciudadana del plan establece el control de emisiones de material particulado de áridos y almacenamiento de graneles al aire libre, que apunta principalmente a los acopios de carbón y concentrados de cobre, y deberá ser cumplida por AES Gener, Codelco Ventanas, Catamutun y Puerto Ventanas. Las empresas tendrán un plazo máximo de 24 meses para adaptarse. 
Fotografía: Hugo Poblete, archivo Salvemos Quintero.

Fiscalización permanente de la SMA

El plan de descontaminación establece la fiscalización permanente de la Superintendencia del Medio Ambiente. La SMA instalará, en un plazo de tres meses desde la publicación del plan, una oficina en Quintero con fiscalizadores que tendrán dedicación exclusiva para garantizar el cumplimiento de las medidas adoptadas.
Esta acción tiene como objetivo prevenir y controlar oportunamente situaciones que afecten la salud de la población. Esta se extenderá durante todo el año, con un pronóstico diario de ventilación a base al cual se implementan medidas de reducción de emisiones que están contenidas en los planes operacionales de las industrias.


Nueva red de monitoreo de calidad del aire

El Ministerio del Medio Ambiente implementará una nueva red de monitoreo de calidad del aire, que contará con la supervisión permanente del Estado de Chile. Se incluye un rediseño y modernización de la red actual, con más tecnología, para garantizar la transparencia y el acceso oportuno a la información.

 Participación ciudadana

El gobierno tomó la decisión de hacer el plan completo de nuevo en un plazo de tres meses, del cual más del 50% del tiempo se dedicó al proceso de participación ciudadana.

En las actividades presenciales participaron 431 personas. Por otra parte, se recibieron 777 observaciones en todo el proceso de participación ciudadana, que se extendió desde el 5 de noviembre al 14 de diciembre.

La meta del PPDA es alcanzar el pleno cumplimiento de las normas de calidad del aire en un plazo máximo de 5 años. Se espera que con el congelamiento de las emisiones, de carácter inmediato y la gestión de episodios críticos, mejore la calidad del aire en la zona a partir de su publicación.

 Norma primaria de calidad del aire de dióxido de azufre 

Junto al PPDA de Concón, Quintero y Puchuncaví, el Ministerio del Medio Ambiente también ingresó la Norma Primaria de Calidad de Aire para Dióxido de Azufre, de alcance nacional, que tiene como objetivo proteger la salud de las personas de los efectos agudos y crónicos generados por la exposición a concentraciones en el aire de SO2.
Esta nueva norma incorpora de forma inédita el valor de una hora, en línea con lo que ocurre a nivel mundial porque los efectos en la salud de este contaminante se evidencian especialmente después de peaks de SO2de corta duración, muy frecuentes en zonas industriales con presencia de fundiciones de cobre y termoeléctricas a carbón.

Investigación identifica área de potencial terremoto sobre 8° en Región de Valparaíso

Estudio de datos GPS y sísmicos define tamaño de zona que podría romper frente a Valparaíso.

En líneas negras áreas potencial ruptura y líneas zonas ya destrabadas por terremotos,
Círculo celeste es Valparaíso. Los puntos son sismos ocurridos.
Un terremoto de 8° o más, y que posiblemente produzca un tsunami, es lo que se espera para la Región de Valparaíso y el sur de la Región de Coquimbo, según estudios en pleno desarrollo liderados por el geólogo Marcos Moreno Switt. Situación similar en la que se encuentra la zona de subducción del norte chileno, en la que también se espera un sismo mayor entre Mejillones e Iquique.

Marcos Moreno Switt encabeza trabajo que estudia la relación entre la sismicidad y la deformación de la superficie terrestre para identificar áreas bloqueadas de las placas tectónicas y que acumulan energía suficiente para producir un gran terremoto. La combinación de datos de GPS con microsismicidad proporciona una mayor precisión para definir el contorno de esas áreas y entender sus variaciones en el tiempo, lo que contribuye a comprender mejor el proceso de acumulación y liberación de energía sísmica.

El doctor en geodesia y académico del Departamento de Geofísica de la Universidad de Concepción explica que la hipótesis se basa en observaciones logradas con estaciones GPS y sísmicas y con modelos numéricos. Específicamente se ha localizado con precisión dos zonas del contacto más superficial entre las placas tectónicas de Nazca y Sudamericana, frente a Valparaíso, que tienen un comportamiento mecánico que indica que están bloqueadas, es decir, están acumulando energía para un futuro sismo. Y según datos históricos, estas zonas no han sido afectadas por un gran terremoto desde el 8 de julio de 1730.

Este tipo de hipótesis se basan hasta ahora en las mediciones que realizan las estaciones GPS, que identifican los desplazamientos verticales y horizontales de la superficie terrestre, permitiendo determinar parcialmente la ubicación de las zonas bloqueadas entre ambas placas. Pero ahora Moreno y sus colaboradores han integrado la sismicidad en el estudio, lo que permite determinar zonas trabadas de manera independiente a los datos de GPS. 

Esto ya fue observado en la distribución de sismicidad ocurrida antes del terremoto de Iquique de 2014 (8,2 Mw). En esa ocasión se identificó sismos pequeños que rodeaban el área que posteriormente se desbloqueó y que liberó la energía durante el terremoto, formando una media luna alrededor del lado Este y más profundo de la zona bloqueada. Pues bien, en el caso de Valparaíso se está produciendo esta microsismicidad desde 2014 también en forma de medialunas al lado Este y profundo de ambas zonas bloqueadas, entre las que se incluyen los llamados enjambres sísmicos y el sismo 6,9 de abril de 2017.

“Cuando una aspereza entre placas está bloqueada, acumula energía elástica que será liberada en un gran terremoto. Producto de la constante presión debido a la subducción -que no se detiene nunca-, las zonas más profundas que rodean la aspereza comienzan a torcerse produciendo sismicidad continua”, explica el geólogo. “Sismicidad que además nos ayuda a observar mejor la forma y tamaño de la zona bloqueada y, por lo tanto, estimar mejor de qué magnitud podría ser el terremoto; en definitiva, definimos mejor el riesgo sísmico de la zona”, destaca Marcos Moreno.

Tensión entre sismos grandes y muy grandes

Otro argumento que evidencia el gran potencial sísmico en Chile Central es la relación mecánica entre los terremotos de distintas profundidades. Esto fue presentado en un reciente artículo en la revista Nature Geoscience por el equipo liderado por Marcos Moreno. Este estudio muestra que terremotos  que ocurren más o menos cada 50 años y de magnitud menor a 8, suceden en la zona más profunda y débil del contacto de las placas; mientras terremotos de magnitud mayor a 8.5 ocurren en la parte más superficial, la cual tiene mayor resistencia y se mantiene acumulando energía sísmica por hasta más de 100 años.

La importancia de la superficialidad del bloqueo actual y del sismo de 1730 en Valparaíso, es que en la parte más profunda del mismo segmento de contacto de ambas placas tectónicas ya se han producido terremotos de hasta 8 grados. Por ejemplo el de 1906, que se estima fue entre 7,9 y 8,2 grados; o el de 1985, que alcanzó los 7,8. Sin embargo, estos sismos de mayor profundidad no liberan energía ni desacoplan las placas en la zona superficial de las mismas; al contrario, les generan mayor tensión. Por lo que existiría además una relación mecánica y temporal entre estos sismos medianos, profundos y más recurrentes con los de mayor magnitud, superficiales, provocadores de tsunamis y que se gatillan cada mayor cantidad de años. 

Además, otros trabajos de este grupo de científicos sugieren que los esfuerzos y la acumulación de energía sísmica pueden aumentar después de un terremoto en áreas adyacentes que no fueron afectadas, como es el caso de las áreas sur y norte de los terremotos de 2010 (8,8) y de 2015 de Illapel (8,3), respectivamente. “Por lo que ambos terremotos pueden haber incrementado el potencial sísmico en la zona central de Chile”, explicó Moreno. 

Escenarios posibles

De esta manera, el escenario más negativo es que se podría repetir un evento similar al de 1730 si se rompen juntas ambas zonas trabadas, pero si se destraba sólo uno de los dos segmentos bloqueados se podría generar un sismo similar al de Illapel, pero con alto riesgo de producir un tsunami por su ubicación superficial”, explicó el geólogo que está desarrollando el estudio financiado por FONDECYT “Investigando la retroalimentación entre los terremotos de megathrust y la falla de la placa continental: consecuencias por peligro sísmico en el Chile Metropolitano”.

El segmento del posible terremoto futuro, considerando ambos bloqueos o asperezas, es de unos 200 kilómetros de largo, lo que comprende casi exacta la zona costera de la Región de Valparaíso y la de Coquimbo hasta Los Vilos. Por lo que el sismo puede llegar a los 8,5 grados en el caso de una fractura completa o de 8 grados si es que alcanza una de las dos asperezas de 100 kilómetros más o menos cada una.

Terremotos lentos

Otra observación relevante ocurrida en el terremoto de Iquique de 2014, se produjo desde 15 días antes de que éste se gatillara: cambió la dirección de desplazamiento de las placas acopladas, moviéndose en sentido contrario a la subducción, o sea, en la misma dirección en que se mueve la placa continental en caso de terremoto. La diferencia es que ocurrió en forma lenta durante esas dos semanas. Lo mismo aconteció en 2017 previo al sismo 6,9 en Valparaíso, pero sólo dos días antes del temblor.

De allí la relevancia de tener más y mejores equipos GPS, ojalá también en el fondo marino, para estar atentos a un posible destrabamiento previo; pero no se sabe si ese fenómeno es excepcional o es frecuente antes de un sismo. Como también, la energía se puede seguir liberando en sismos menores por más tiempo del esperado. 


Según explicó Moreno, integrante del Núcleo Milenio CYCLO y del Centro de Investigación para la Gestión Integrada del Riesgo de Desastres, esta información es conocida por el Centro Sismológico Nacional, pues muchos de sus profesionales trabajan en ésta y otras investigaciones similares.